Los problemas de humedad en las construcciones pueden acarrear una serie de problemas no solo al momento de construir, si no que principalmente a los que habiten estos lugares. Según las estadísticas el 60% de los problemas en la vivienda son relacionados a la humedad, ya sea por factores climáticos, como por fallas de los sistemas de nuestro hogar, seguido por la estabilidad estructural, accidentes domésticos y otra variedad de problemas.

Como consecuencia de esto, diversos problemas pueden aparecer, dando un impacto directo a los costos tanto de construcción como de mantención, acarreando a futuro efectos como daños irreparables a recubrimientos, menor durabilidad de las viviendas, daño en los pisos y superficies o la creación de procesos orgánicos como hongos y moho, que pueden traer problemas graves a la salud de los habitantes.

Es por esto que al momento de pensar en impermeabilización es importante considerar las diversas variables que podrían afectarnos, así como las causas mas comunes de problemas de humedad en los edificios convirtiéndola en la número uno dentro de las causas de siniestros. Problemas en albañilería, suministro de agua, carpintería mal realizada o aislada, condensaciones interiores, etc, pueden ser previstas con la correcta aplicación de un sistema de impermeabilización interior. Por otro lado, factores de exterior como filtración de aguas lluvias por muros exteriores, fallas en sistemas de conducción de agua y ascenso de agua del suelo por muros y pisos, pueden ser pueden controlarse con impermeabilización exterior.

La Humedad y sus cambios de volumen pueden acarrear problemas estructurales realmente graves. Motivo por el cual debe preocuparnos a tiempo es la gran variabilidad del estado del agua y como esto puede afectar los materiales de construcción, alterando sus propiedades, causando problemas de durabilidad y estabilidad o afectando terminaciones, por ejemplo, en pinturas, papeles murales y revestimientos de suelo. Estos materiales pueden verse fuertemente afectados gracias a la evaporación de la humedad que pueda haberse visto atrapada, creando ampollas que se resquebrajan e hinchan los materiales, haciendo que estos se caigan o formen hongos muy perjudiciales.

Las vías de filtración de agua exterior mas comunes son grietas, juntas defectuosas o porosidades mal trabajas del soporte o superficie, que, dependiendo de su profundidad puedan ser de mayor o menor gravedad, agrietando fachadas acarreando consecuencias mucho más allá de lo estético. Microfisuras de morteros secos, expansión de puertas y ventanas, grietas entre estructuras o incluso derrumbe de cimientos pueden ocurrir si no se tiene un control adecuado y una aplicación de impermeabilización de calidad.

En Rhenatec nos preocupamos de este tema, creando una línea completa de impermeabilización para todo tipo de superficies, con estándares de calidad acorde mercado, entregando la seguridad a sus clientes que junto a Rhenatec la humedad no será un problema.